Para todos aquellos hartos de novelitas crepusculares

martes, 10 de enero de 2012

Crisis existencial o crisis social?

No es sencillo acatar las normas y ser uno mas cuando has crecido rápido, mal, a palos…cuando aprendiste a afeitarte solo…cuando la inocencia se fue con la primera vez que te masturbaste, con el primer beso, con la primera copa, con el primer polvo sin sentimiento…

No ves la vida desde el mismo prisma. Los regalos, las caricias, la compañía, todo esto sabe a mucho más de lo que otros piensan, y eso que jamás los buscas ni los pides ni siquiera los necesitas.

Das sin recibir, habitas en otra esfera. Ves a la gente con objetividad aunque sean familiares o amigos y odias cierta tendencia de la sociedad a flagelarse.
Y tú, no te sientes parte de esa sociedad. Piensas no solo que ella no te acepta a ti, sino que tu no la aceptas a ella pues te produce desprecio. Jamás pena, pues dicha catarsis social es hermafrodita, se jode ella solita.

He llegado lejos, hasta un punto de no retorno donde no tengo mucho mas que perder que mis principios, y donde todo lo necesario para mantenerme vivo reside en las marcas de mi piel y en el aire que dentro de poco cobrará un valor real.

Mírame! No soy más que un desecho social que pocos acogen y ninguno entiende.
Quizás veo más allá, quizás piense demasiado en las cosas que menos importancia tiene pero…tampoco es necesario razonar mucho para darse cuenta de que nosotros mismo nos estamos matando. Ya dijo alguien en su día: “El hombre es un lobo para el hombre”

Y cuando peor estén las cosas y todos se necesiten unos a otros mi función en este mundo cobrará sentido. No olvidaré jamás quien soy, de donde vengo, a quien le debo que cosas y sobretodo lo que hago aquí.

Soy y estoy para vivir, no para estar jodido. Luchar me anima, trabajar bien me hace seguir adelante. Mis ocios me estimulan como lo que más. Tus ojos, tus piernas, tus gestos, tu sonrisa. Podría nombrar miles de pequeñas cosas que me han hecho seguir adelante cuando me he sentido medianamente hundido.

Aunque ante todo esto, para suerte o desgracia, estoy yo mismo.
Tostadas, ducha, vestirse, coger los cascos y la chupa y a la calle.
Volver sabiendo que lo que haces sirve para algo.
Meterme de nuevo en mi mundo, en mis cosas y los míos.
Dormir, o intentarlo.
Tostadas, ducha……
Intento hacer de la rutina un arte. Una motivación. Crisis existenciales no podrán conmigo si no lo hicieron en el pasado. Ni la enfermedad, ni las mentiras, ni esas zorras que parecen cotorras, ni esos buitres. Nada joder, nada!


Odiad, hablad, putas.




A.Jota. a.k.a. crisis?Whatcrisis?

No hay comentarios:

Publicar un comentario