Para todos aquellos hartos de novelitas crepusculares

martes, 20 de diciembre de 2011

La haine.

No somos como queremos ser.
Yo no soy como me gustaría ser.
No pude decidir, no quedaba en mí esa responsabilidad.
Lo que me hizo así fue mi entorno, las circunstancias vividas, el aire que respiro que parece más caro que el vuestro cuando es el mismo.
Compartimos atmósfera pero no intereses, ni siquiera razones para estar aquí.
Unos viven. Otros por el contrario sobreviven.
Hago de mi mayor ventaja mi peor defecto, pues odio al ser humano y me da rabia el verlo así, cuando yo soy uno de ellos.
La impotencia sentida a lo largo de dos décadas no ha hecho más que avivar la llama con restos de basura, quemando a su paso todo lo que mi mente pensaba ofensivo.
Soy diferente, y os encanta, lo se. Babeáis con mi manera de ser que roza el mas puro egocentrismo peliculero y con una mente fría y calculadora que sabe perfectamente lo que queréis, pero que no puede mentirse a si misma ni enfrentar sus propios principios.
Por ello llega un momento en el que no puedo seguir aparentando ser lo que no soy. Disfruté de vuestra compañía y cuando pude ver realmente como erais me aburrí y seguí a lo mío. Maldiciendo cada una de las cosas que me hicieron así.
No tengo miedo a sentir, ni miedo a la gente. Tengo miedo a estar solo por que la gente me tenga miedo, por que nadie me hizo apropiado para la vida social.
Reniego por completo de mi capacidad de empatizar pues nadie la utilizó conmigo.
Y aunque parezca un fragmento de una novela de fantasía describiendo a un huraño antihéroe lo siento, no es fantasía, aunque si podríamos llamarlo antihéroe.
No soy lo que buscas, no soy lo que quieres, pero una fuerza mas allá de todo eso hace que te resulte interesante, que mi enigmática figura te llame por si sola.
Aun así soy adicto al hedonismo, a las pequeñas cosas que me hacen pensar que existe la esperanza de un mundo mejor.
Todavía me dejo llevar por unas curvas, por esa mirada tan ardiente como el sol, por la actitud capaz de hacerme frente sabiendo su derrota.
Llego a ser capaz de lo mejor y de lo peor. Puedo encantarte más allá de todo lo que entiendes o puedes odiarme con todas tus ganas por hundirte más de lo que me hunden a mí.

Todas las mierdas que sufro no me hunden, solo me llenan más, alimentan las ganas. Pero jode tener que trabajar el doble para sacar la mitad.



Olvidad todos esos estúpidos dichos y esas putas teorías que os llenan de falsas esperanzas. La vida es una puta, y esta vez me la quiero follar sin pagar.





Gametime. All the time.




A.Jota. a.k.a. EscamasDeDragón

No hay comentarios:

Publicar un comentario