Para todos aquellos hartos de novelitas crepusculares

miércoles, 16 de noviembre de 2011

Caminos

A medida que vivimos y respiramos vamos creciendo, madurando, dejando atrás ciertas cosas que dejan de tener importancia para que otras realmente si la tengan.
Estrechando los caminos, desechando los que realmente no nos van a servir.
Algunos son sueños, otras apuestas del destino, otros son nombres, otros amores, otros son personas…
Pero mientras avanzamos eliminamos esos distintos caminos, y los que aún tenemos a nuestra disposición se hacen mas exquisitos, requiriendo cada vez de menos cosas pero de mayor calidad.
Hasta que en un instante, nos damos cuenta de que por si solos hemos acabado en un camino, muy estrecho, pero que va directo hacia nuestro verdadero objetivo, con las personas y los sueños que queremos.
Pero…eso no viene hecho señoras y señores, hay que luchar, y eso es lo que muchas personas no entienden.
Que hay que saber como y con quien crecer, hay que dejar intactos los principios y las ideas claras.
Y se que sonará osado pero me rodeo de los mejores, elijo los mejores, por eso soy bueno, por que los que me rodean también lo son.
Y mis sueños? Tendré que hablar nuevamente de ellos?
Pues no los veo tan lejanos, todo lo contrario…

No voy a dejar que dependan de nadie que no sea yo, no como otras personas que apuestan todo a una persona, a una oportunidad, a un puñetero día que te puede dejar sin nada, y ahora mismo la competencia es brutalidad pura.

Un error y estarás fuera.

Y el mero hecho de centrarme es la calma que precede a la tempestad, pues el caos se huele, volveré a esa vida que siempre tuve.
La formalidad no es más que una tapadera para poder aguantar lo que vivo ahora.
Llegará un momento como siempre que explotaré, me dejaré entrever tal y como soy, como siempre, se me ve a la legua y mi inmensa boca jamás dejará un tema por zanjado, jamás dará la razón al indebido.

Volveré a tener problemas, volveré a tener que solucionarlos.
Pero no es eso el sentido de la vida? La vuelta al caos y luego a la normalidad?
No paro de explicarlo en las últimas entradas, nos mal acostumbramos a vivir acomodados y tenemos que estar en continua supervivencia.

Sacar las garras, enseñar los dientes, es lo que me vale ahora.
Quien está conmigo? Cuento con un equipo de privilegiados que se que se tomará en serio un pulso a la vida y que pasará de mitos y irrealidades…

Pegad duro, es lo único que os pido. Que la última gota de sangre que salga sea de vuestros nudillos.

Las estrellas son más cercanas de lo que pensáis, pues nos miran esperando el momento.

Quod Hoc Voluerunt

A.Jota a.k.a. SobrevivirNoEsUnaOpción

No hay comentarios:

Publicar un comentario