Para todos aquellos hartos de novelitas crepusculares

sábado, 5 de noviembre de 2011

Autodestrucción

La vida da. La vida quita.
Y en algunas circunstancias yo elegí suprimir ciertas cosas antes de que la vida se lo planteara, controlando así el caos que podría surgir en mi futuro, como si del miedo huyera y afrontara la cobardía, sabiendo que estando como estaba me hundiría en el juego de siempre.
Tras recuperar casi en su totalidad el control de mi vida, tomé esta medida, alterando el orden lógico de las cosas pues ahora si tenía la opción de elegir.
Y no estaba en una posición de ventaja ni mucho menos, al contrario, seguía en una fuerte sumisión del ámbito social y económico.
Pero, hasta ese momento si podía hacer frente a estos aspectos con ciertas decisiones, las que dependían única y exclusivamente de mí.
Pedazos de mi vida muy bien conservados se hacían añicos, el poco amor que aceptaba se desvanecía y la lealtad de otros tiempos salía a la luz como una decepcionante falsedad.
Así que de nuevo, volviendo a la teoría de la montaña rusa, estábamos en el mismo punto que en otro tiempo pasado, volviendo atrás y moliendo a granos lo poco que me rodeaba.
En fin, tenia que ser así si quería por una vez en la vida sacar adelante proyectos de trabajo. No disponía del mismo ocio, ni de las mismas compañías.
El mundo había cambiado a mí alrededor como ya pude predecir dadas las circunstancias de un verano de caos, el cual es un agujero negro en mi vida, seleccionando muy pocos momentos por lo que mereciera la pena luchar o sentir.
Y ya no solo de este año, todos esos instantes que refuerzan mi pasado empiezan a perder sus cimientos.
No quiero mas depender de este pasado, quiero un futuro, una nueva imagen que si haga frente a mi verdadera personalidad y a mis objetivos reales.
Quiero ser libre… y antes no podía.
Y si, acepto que pueda arrepentirme, no siempre mis planes salieron bien, pero por encima de cualquier persona esta mi orgullo, mis principios y mi filosofía.
Nadie la puede combatir, nadie, pues las personas que lo intentaron abandonaron mi vida sino les eché yo antes de ella.


Una parte de mi todavía siente, pero está ahora mismo demasiado escondida, necesitaría volver a confiar en las personas. Pero eso ahora mismo no es una necesidad.
Crecí solo y aprendí a vivir así, necesitando tan solo mi estilo de vida.

Y todavía mi otra parte sigue pensando encarecidamente que mi egolatría esta mas que justificada, pues todos en un momento sabréis apreciar lo que verdaderamente le pude ofrecer al mundo.

Por eso no se ahora mismo quien lleva la razón, pensando realmente que ninguna de las dos partes la lleva. Demasiado radical se vuelve mi mente para lo comprensible y paciente que era esta antes.

Tan solo soy aun más salvaje, más claro y mas real.



A.Jota a.k.a. Delete

No hay comentarios:

Publicar un comentario