Para todos aquellos hartos de novelitas crepusculares

martes, 30 de agosto de 2011

Noche tras noche ( XXXIX )

Adiós verano adiós, no te echaré de menos, quizás te echaré de más.
Terminarán las noches en vela (no mentiré, no van a terminar) pero si que me olvidaré de las canciones del verano, de veros bailar y volverme loco (espero volver a veros bailar, pero espero no volverme quizás tan loco) de una ciudad sin ritmo y sin sangre, pasaré de sudar a preocuparme por la lluvia y el frío, viendo como se me congelan las putas orejas como cada vez que entra el otoño.

Nos echaremos para alante y demostraremos que si bien tuvimos nuestro tiempo de ser críos ahora toca demostrar que somos algo más y que podemos con la vida y la rutina.
Yo dejaré de preocuparme por tu miedo, por tus mentiras, pensando únicamente en la tensión desprendida por las miradas que se cruzan y los contactos físicos inoportunos que surgen.

Tras vivir unos meses en el mundo de fantasía ahora es cuando se diferencia a los pavos de los hombres, y a estos de los héroes, hay que salir adelante en la jungla de asfalto.
Unos superarán sus expectativas con creces y tendrán todo a su favor para seguir así, pero otros en cambio volverán a caer en el error de pensar que no existe el miedo ni que existe la derrota.

A mi me acompañan únicamente mi gran par de pelotas, ya que no me respalda mas, ni gente, ni pareja, ni mucho la familia tampoco, en esto estoy solo, pero aunque nadie me apoye el día que consiga sacar todo adelante estos mismos se sorprenderán, y como siempre digo es el año perfecto para cerrar bocas.

Y si, también prometí al mundo que dejaría de soñar cuando encontrara una persona especial, buena y que mereciese la pena. O eso, o un unicornio.

También dejaré atrás otros malos hábitos, como el alcohol, las juergas, las malas mujeres, las peleas, los gritos a la policía, desobedecer a mi mamá, no estudiar, no dormir, no preocuparme una mierda por mi estado físico y mental, hacer que me preocupo realmente por los demás…todo ese tipo de cosas.

No me considero un vago bohemio de vida insulsa, pero he visto muchas cosas y se que poco me sorprenderá, hasta que algo o alguien de un golpe sobre la mesa en mi vida.
Ese quizás podría ser yo.


Es tiempo de ser ambicioso, tiempo de conquistadores, y cada vez veo más cerca el día en el que jugaremos, pero no a un juego normal y corriente, no, jugaremos a ser dioses que controlan sus vidas como quieren…seremos grandes.



Y tú deja de resistirte ya…no, mejor no, sería demasiado fácil.





A.Jota. a.k.a. un truhán, un señor

No hay comentarios:

Publicar un comentario