Para todos aquellos hartos de novelitas crepusculares

jueves, 2 de diciembre de 2010

Noche tras noche ( XI )

Días de mirar al cielo, de no esperar un rayo de sol del nublado techo que cobija la ciudad.
De repente todo pasa a ser más liviano, a no tener más que una fina capa de intenciones sobre las cuales no descansa nada.
La ciudad trémula por las mañanas, inquietante y fría por las noches, entre sus calles resuenan los gritos interiores, los secretos a voces, el reflejo de las farolas sobre las lunas de coches indican la helada que se prevé.
Mientras tanto uno intenta recuperar el tiempo que perdió haciendo balance interior como cada Diciembre, tiempo en el cual las cosas se vuelven a la par sencillas y complicadas…el suministro económico, citas sociales varias, viejas reuniones…las navidades se esperan como todas, monótonas y grises, contando con el ápice añadido de que la cosa peor no puede ir.
Compromisos en fiestas no sientan bien, me gustaría vivir sin ser esclavo del de afuera, sin que el tiempo afectara a mi cráneo.
Y es que tanto tiempo sin mas obligación que vivir por que si, nos deja libres un espacio en la mente, ese espacio del cual nuestro mas sincero interior nos hace llenar con el deseo y la inconformidad propia de la psicología humana.
Ese deseo a veces fatal y a veces motivador que ocupa estancia sin ser esperado y que no siempre viene bien en tiempos en los que debería estar ocupado.
Vuelvo a maldecir dicho deseo…solo textos como estos o agradables conversaciones con los míos me hacen evitar pensarte tanto rato.
Un mes más así y acabare destrozado.
Por eso pues espero volver a la acción, que estas vacaciones me deparen retos que afrontar para no tener que estar pendiente de ti.
Mas calle y mas barrio, mas vida de gato a ras de suelo y asfalto.
Adoro la ciudad, disfrutemos de ella, hagamos rutina la vida deseada en invierno mientras nieva en Mad Madrid.

Esta madrugada de 1 de Diciembre solo quería escribir sin mas, fue un día productivo por lo que parece hasta el momento, hoy si pude aprovechar el tiempo, lo que me preocupa es que llegue ese día en el que NO pueda aprovecharlo, lo que me lleve a tenerte ahí mirándome como siempre.

Gracias a los que apoyan cada día.
Gracias también a los que no, ellos hacen la leyenda más grande.




MORE TURBATED THAN EVER.
Insomnio puro y duro…mucho mas cerca de mi Alter-Ego.

No hay comentarios:

Publicar un comentario