Para todos aquellos hartos de novelitas crepusculares

domingo, 14 de noviembre de 2010

Noche tras noche ( X )

Carezco de la esperanza necesaria para pensar que alguien siga leyendo esto pues últimamente no es más que sermón aburrido.

Creo que pasó la tempestad…todavía queda recuperar muchas cosas pero no perdemos el tiempo y luchamos continuamente por una vida normal, levantando poco a poco de nuevo los cimientos de este imperio…pues Roma no se levantó en un solo día.

Lo único que queda por delante es retornar, volver a subir a los mas alto, pero mas difícil es mantenerse arriba, y por ello pequé señor, por estar muy arriba.

Esto solo me servirá como lección pues tu mismo sabes que seguiré actuando de la misma manera…pero, quien sabe que deparará el futuro, junto a que mujer me levantare por la mañana, en que propósitos estaré metido hasta el cuello, que aire podré respirar ahí fuera.

Como se que lo que vivo ahora tiene sentido…cuando poco a poco cada vez que te veo pierdo el sentido cada vez mas.

Eres la pesadilla en el sueño, una rosa con múltiples espinas que solo quiere dañar al que alza el vuelo y cortarle las alas.

Maldigo por ello la razón que un día alguien me dio, maldita ella y su estirpe de imaginaciones, maldita ella y su hambre…








Pero…el hombre vive por el hambre, para saciarla y continuar, para ser inconformista y avaricioso por naturaleza haciendo que seamos nuestra propia amenaza.

Aunque…esa luz en el Este se levante cada mañana y nos diga que no pasa nada, que tenemos que seguir disfrutando de las pequeñas cosas y que la vida no es mas que un pequeño juego de preparación.

Casi nunca me paro a pedir ayuda pero…te necesito.

Vuelve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario