Para todos aquellos hartos de novelitas crepusculares

jueves, 2 de septiembre de 2010

Hechos y desechos.

Tenía lo que quería…todo lo que buscaba lo encontraba sin tan siquiera tener por que sudar.
La vida prácticamente hecha, y hecha con su trabajo, no le debía nada a nadie.
Dinero, amigos, mujeres…a su familia apoyándole siempre pasara lo que pasara.
El siempre lo conseguía, se podía considerar un triunfador, el que recibía las miradas de todos, no era ni siquiera egocéntrico pudiendo hasta serlo.
Concentraba todos los aspectos necesarios para llegar a lo mas alto y romper con cualquier esquema, desde luego, todos querían ser como el y ellas le adoraban, despertaba tal carisma y tal fugacidad…
Además de hacer lo que debía hacia lo que quería, lo que realmente le gustaba.

Y por otra parte…la tenia a ella, el otro fragmento que le completaba, la estrella mas brillante del cielo, el océano mas profundo, una luz que cegaba y que era suya, pudiendo tener cualquiera la tenia a ella, era únicamente suya, formando lo que faltaba por rellenar de su ser…



En el lado opuesto de la balanza…estaba el.
Sueños rotos, pensamientos divididos sin un rumbo fijo ni nada que esperar de un futuro posiblemente gris oscuro.
Se jugaba todo a una carta, cada día, cada minuto vivía bajo la atenta mirada de los demás y de como todo se podía perder en tan solo un abrir y cerrar de ojos.
No siempre lo daba todo, no lo sentía como algo obligatorio, no esperaba nada… ¿Por que tener que dar un 100%?
Andaba solo día y noche, apenas dormía, estaciones pasaban y solo se podía notar sobre su piel, llevaba atascado desde hace mucho y así quedo…terco en el tiempo.
Nadie le daba nada…no era egoísta solo que muchas veces daba sin recibir, en este caso le debía mucho, la vida le debía mucho tiempo perdido como arena que se desliza entre los dedos…

Y por otra parte…la tenia a ella, inmaterial, viviendo en otro mundo pero al mismo tiempo, eterna en su cabeza, eterna en su corazón, eterna en su alma.
Enigmática forma que le seguía halla a donde fuera como espada en vaina o sombra tras de si.






Uno de ellos triunfara.
El otro también.
Uno por cuenta propia.
El otro por que no conoce la palabra rendición.
Uno es como debe ser.
El otro es como quiere ser.
A uno le hacen sentirse libre.
El otro…es libre.





Another thing: Terminaron los examenes, el balance general lo considero bastante bueno, pero nunca se sabe.
España gana 3 y pierde 2, en octavos o Grecia o Rusia seguramente ya veremos.
Terminó momentaneamente lo malo, mañana sabre las notas, si todo va bien se podra decir que alcance uno de mis mayores objetivos.
Lo unico que quiero ahora es demostrar al mundo la teoria...darle a la practica.

No hay comentarios:

Publicar un comentario